Durmiendo desde las alturas

Por fin hemos podido disfrutar de una de las experiencias que más ganas teníamos. Robert para mi cumpleaños me regaló una noche increíble en una cabaña encima del árbol, fue una sorpresa que no me esperaba,  decíamos muchas veces de ir, pero nunca podíamos porque estaba siempre todo reservado. Robert llamó la misma semana que fuimos y le dijeron que la única cabaña que tenían libre era la Mussol, eso si, para ir un jueves, pero cómo él tenía fiesta y coincidió que yo también, pues tuvimos suerte pero si no, se hubiera tenido que pensar otro regalo que hacer :P.

Reservó desde la página web de Cabanes al arbres

Llegó el día y nos pudimos rumbo a Sant Hilari Sacalm (Girona) teníamos dos horas de camino. A medida que vas llegando, las señales que te indican ellos para llegar a la masía están muy bien así que cuándo te adentres en la montaña no sufráis porque no tiene perdida. Lo único que la carreterita que hay casi al llegar es bastante malilla, porque tiene muchos baches.

Llegamos a la masía y nos explicaron como era el funcionamiento de la cabaña, porque cada una tiene un sistema diferente para poder subir, si queríamos que no trajeran la comida en la cabaña o en la masía, pero nosotros decidimos cenar en la masía porque la chica nos aconsejó que lo hiciéramos allí porque teníamos unas vistas increíbles de los pirineos, así que le hicimos caso y así lo hicimos!

También nos dieron una cestita con un walkie por si teníamos problemas (nosotros lo tuvimos que utilizar porque no pudimos abrir el tapper de la cena), unos frontales por si querías salir a dar una vuelta (preferimos quedarnos disfrutando de la cabaña), un mechero (para poder encender las velas de la cabaña, ya que no hay corriente y la esencia es la luz de las velas en la oscuridad), un mapa (para poder llegar a nuestra cabaña teníamos como unos 10 minutos andando desde la masía, un prismático pequeñito y un bolígrafo (porque dentro de las cabañas hay un libro para que podáis escribir como fue vuestra experiencia).

IMG_20170602_090751.jpg

Así que después de explicarnos como funcionaba todo nos pusimos rumbo a nuestro nidito de amor de esa noche :P.

IMG_20170601_181726.jpg

IMG_20170601_181802.jpg

Nosotros teníamos que seguir todo el rato el color naranja, hasta llegar a nuestra cabaña.

IMG_20170601_183708.jpg

La cabana Mussol!! ahí la teníamos era impresionante verla, sinceramente nos la esperábamos más pequeña pero es bastante amplia.
IMG_20170602_115849.jpg

La nuestra era la más fácil para subir, porque las escaleras estaban un poco inclinadas y podíamos subir sin problema con la mochila y todo, había otras que tenían que poner la mochila enganchada a una cuerda y subirla estirando de ella.

Subimos corriendo para saber cómo era y para ver si realmente había unas vistas increíbles.

Cuanta razón tenía la chica, cuanto aire puro se respiraba, el olor a naturaleza, escuchar el sonido de los pájaros, en fin se nos activaron todos los sentidos de golpe!

IMG_20170601_192706_HDR.jpg

Que tranquilidad! Fue inevitable no estar casi 2 horas haciéndonos fotos desde todas las perspectivas posibles (Robert estaba harto ya, todo hay que decirlo pero yo quería más y más, ahora aquí no, no aquí…).

IMG_20170601_185847.jpg

G0010437.JPG

IMG_20170601_190656.jpg

Empezaba a anochecer y a las 21h nos traían la cena. Ese día tocaba para cenar de primer plato puré de calabacín y de segundo pollo al curry y estofado de ternera, de postre era un pastel de queso con melocotón y un brownie, estaba todo buenísimo!

IMG_20170601_211936.jpg

Tuvimos una velada de lo más romántica, en la oscuridad, sólo nos alumbraba la luz de las velas, era increíblemente bonito.

Cuando cenamos estuvimos un rato más por la habitación y enseguida nos fuimos a dormir porque estábamos cansados…

Al día siguiente sobre las 7  ya amanece y te despiertas sí o sí porque no hay cortinas ni nada en la cabaña y entra toda la luz del sol, pero no importaba…

A las 9 de la mañana nos traían el desayuno a la cabaña, ya dijimos que estaríamos atentos, porque si nos descuidábamos probablemente no tendríamos desayuno por algún animal u otro que rondará por allí 😛 Así que escuchamos que lo traían y enseguida lo subimos para desayunar.

IMG_20170602_090249.jpg

Está vez decidimos desayunar en el balcón y así disfrutar aún más de la naturaleza que teníamos a nuestro alrededor.

IMG_20170602_091928.jpg

Desayunamos, estuvimos un rato más, nos vestimos y ya decidimos irnos porque teníamos que dejar la cabaña si no aún seguiríamos allí sentados…

Nos hicimos la última foto…

IMG_20170602_114801.jpg

No nos queríamos ir!!!!! 😦

2 comentarios sobre “Durmiendo desde las alturas

    1. Jo ya te digo, suerte que ese día no teníamos nada y pudimos ir… si no nos tocaba esperar y esperar… nunca hay que dejar de intentarlo así que ya sabes 😛 y lo del mil estrellas también hemos ido jajaja próximamente lo escribiré…
      Muchos besitos!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s