Día 3. Bruselas

Nos fuimos a dormir lloviendo, pero al día siguiente había amanecido con sol, así que, tuvimos buen día.

Nos levantamos, nos vestimos y nos fuimos a desayunar.

Salimos y fuimos hacia la estación de tren, como ya os dije en el otro post teníamos la estación al lado. Nuestro tren hasta Bruselas Sur no salía hasta las 11, así que tuvimos que esperar. Nos costó 6€ sólo la ida. Teníamos media hora de camino, pero se nos pasó muy rápido.

Llegamos a Bruselas, y he de admitir que nos costó un poco encontrar la salida que nos llevaba al hotel, porque esa estación tenía dos salidas y no encontrábamos nuestra calle.

Preguntando, que es como se va a todos los sitios :P, la encontramos! así que nos pusimos andar un poco hasta llegar al hotel.

La zona del hotel la verdad que impacta un poco porque es una zona con mucho caos, pero la verdad que luego por la noche era muy tranquila.

Llegamos al hotel, bueno más bien al albergue, porque era un hotel con muchísimas habitaciones súper pequeñas y todo lleno de mochileros y gente joven. Pero una cosa no quita la otra, el hotel muy limpio y muy buena comunicación con todo. Nos tuvimos que esperar un buen rato porque estaban fregando nuestra habitación y no podíamos dejar nuestras maletas, así que ahí ya perdimos un tiempo para poder visitar Bruselas.

Al fin pudimos dejar las cosas en la habitación, y vimos que ese día no podríamos visitar muchas cosas debido a la hora que era.

Por eso, salimos rápido del hotel y nos fuimos a coger el metro, porque nuestra primera para era el Atomium, es lo que más lejos está del centro de Bruselas. Así que nos fuimos hacia la estación de tren y ahí aprovechamos para comer porque ya era tarde, nos comimos unos bocadillos y nos fuimos a comprar los billetes para coger el metro.

DSC_0310.JPG

Aquí es donde el chico de las taquillas nos dijo que mejor cogiéramos la tarjeta MOBIB Basic, porque nos saldría más a cuenta.

Esta tarjeta es de 10 viajes y nos costó 12’50€, en principio sólo la íbamos a utilizar para ir hasta el Atomium porque el resto lo íbamos hacer andando, pero menos mal que la cogimos porque la tuvimos que utilizar otra vez más para volver al hotel porque estábamos muy cansadas. Pero si no queréis coger esa tarjeta el billete sencillo ida y vuelta vale 4’20€.

Para ir al Atomium desde la estación del Sur (gare du midi) tenéis que coger la linea azul el número 6, hay 12 paradas y se tarda unos 20 minutos. La parada donde hay que bajarse es Heysel. Una vez allí veréis muchos carteles que te indican por donde ir para llegar al Atomium además la gente que suele pararse por allí son turistas y todo el mundo va al mismo sitio :P. Hay que andar unos 700 m, lo iréis viendo de lejos pero lo guay es cuando lo tienes justo encima! Es enorme!

DSC_0289.JPG

DSC_0302.JPG

DSC_0307.JPG

ATOMIUM

Su diseño fue obra de André Waterkeyn y representa un átomo de hierro ampliado 165.000 millones de veces. La estructura tiene 102 metros de altura y está formada por 9 esferas de 18 metros de diámetro comunicadas entre sí por tubos con escaleras mecánicas.

En el interior de cada uno de ellos se encuntra cómo un museo, son exposiciones que algunas son temporales y otras fijas, también hay un restaurante.

PRECIO

Adultos: 12€.
Estudiantes, niños entre 12 y 17 años y mayores de 65: 9€.
Niños entre 6 y 11 años: 6€.
Menores de 6 años: entrada gratuita.

HORARIO

Todos los días de 10:00 a 18:00 horas.
El restaurante abre hasta las 23:00 horas.

Nosotras no entramos porque a parte de que no teníamos mucho tiempo nos dijeron que no valía mucho la pena, así que sinceramente no os puedo decir como es por dentro, pero si que por fuera es muy guay!

Estuvimos por allí  un rato haciendo mil fotos y luego ya nos fuimos al centro, volvimos a coger el metro, esta vez hacia el gran palace había unos 40 minutos de recorrido. Hay que andar hasta la parada la Esplanade, linea 3 y bajarse en Bourse.

Cuando llegamos ya era de noche, así que vimos el gran palace alumbrado por los focos, pero es muy bonito, así que os animo a que lo veáis de noche también.

DSC_0323.JPG

IMG-20161105-WA0033.jpg

IMG-20161105-WA0040.jpg

Era de noche, pero aún era temprano para cenar y recogerse así que nos pusimos andar por las calles del centro de Bruselas.

Nos encontramos con las Galerias Sanit Hubert y obviamente entramos para ver como eran.

DSC_0327.JPG

GALERÍAS SAINT HUBERT

Las Galerías Saint Hubert, diseñadas en 1837, fueron las primeras galerías comerciales de Europa y, hoy en día, continúan siendo las más elegantes. Miden alrededor de 200 metros de largo, y están cubiertas por una enorme cúpula de cristal que deja pasar la luz pero no la lluvia.

Las Galerías Saint Hubert, también conocidas como Galeries Royales Saint-Hubert‎, están divididas en tres zonas: la Galería de la Reina, la Galería del Rey y la Galería de los Príncipes.

En el interior reina una gran tranquilidad y se pueden ver decenas de escaparates decorados con todo lujo de detalle; numerosas joyerías, grandes chocolateros, tiendas exclusivas de moda, restaurantes y cafeterías de calidad e incluso un pequeño teatro y un cine.

Las galerías comunican prácticamente la zona del Teatro de la Monnaie con la Grand Place, creando una conexión entre la parte histórica de Bruselas y una parte más moderna.

En estas galerías descubrimos la mejor bombonería y en la que íbamos a comprar nuestra caja de bombones, porque tenían una pinta, mucha variedad y además buen precio.

DSC_0388.JPG

DSC_0387.JPG

La tienda se llama La Belgique Gourmande, creerme los bombones están espectacular de buenos!!

Ese día no los compramos porque queríamos esperar hasta el último día para cogerlos, pero al menos ya habíamos fichado donde!

Seguimos y nos fuimos a tomar otra cerveza Belga en Delirium Café, es la mejor cervecería de Bruselas y no me cabe duda porque tiene una gran variedad de cervezas increíbles, además según tus gustos los mismos camareros te recomendaban una u otra.

IMG-20161105-WA0022.jpg

Yo no soy cervecera pero esta estaba buenísima!

Con wifi y cerveza que más queríamos, pero ya era hora de ir a buscar un sitio para cenar porque se nos estaba haciendo un poco tarde.

Así que fuimos a comer en unos de los restaurantes que había por allí y luego ya nos fuimos al hotel a descansar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s