Día 1. Yogyakarta y Prambanan

Primer día en Indonesia!!! No nos lo podíamos creer.  Después de 12 horas de vuelo por fin habíamos llegado. Teníamos una mezcla entre euforia, nervios… rápidamente bajamos del avión para coger nuestras mochilas que habíamos facturado en Barcelona, no sabíamos si iban a llegar porque las dejamos en Barcelona y no supimos más de ellas hasta llegar a Yakarta, pero sí, ahí estaban las nuestras menos mal porque si no el jaleo que hubiésemos tenido para reclamarlas…

Salimos rápidamente del aeropuerto, pero antes nos paramos en una oficina de cambio en el aeropuerto, porque teníamos que pagar el taxi, el hotel y no llevábamos dinero. Cambiamos muy poco, unos 60€ porque el cambio estaba fatal en el aeropuerto. Así que, cambiamos el dinero y salimos a la calle a buscar un taxi que nos llevara al hotel.

Justo salir a la calle nos quedamos en xoc, al principio nos llegamos a agobiar, entre el sofoco de calor que había, el olor, mil personas preguntándote a la vez si queríamos taxi, muchísima gente entrando y saliendo. Ahí es cuando nos dimos cuenta lo caótica que es Asia pero eso no hizo quitarnos las ganas de querer más y más.

Después de quedarnos perplejos mirando lo que pasaba a nuestro alrededor, preguntamos a un taxista cuanto valía ir del aeropuerto al hotel, regateamos 3 mil veces y al final nos llevaron al hotel por 60 mil R. (4€) no está nada mal. Eso sí, coger siempre los taxis oficiales que son BLUE BIRD

Llegamos al hotel Swift inn Aeropolis Airport, estábamos tan cansados entre las 16h de escala las 12h de vuelo y que el día anterior nos habíamos levantado a las 3 de la mañana que nos duchamos y nos quedamos dormidos, no salimos ni a cenar del cansancio que teníamos encima, tampoco teníamos mucha hambre porque justo 1.30h antes nos habían dado en el avión un almuerzo. Así que, nos fuimos a dormir que al día siguiente también nos tocaba levantarnos a las 3h para coger el vuelo a Yogyakarta.

 

YAKARTA- YOGYAKARTA

Las 3 de la mañana, llegamos de noche y volvemos a irnos de noche aún no habíamos visto la luz de indonesia, pero no pasaba nada porque aún nos quedaban muchos días para verla 😛

Le dijimos al del hotel que nos llamara a un taxi, aunque después vimos que el mismo hotel tiene servicio de transporte hacía en aeropuerto gratuito. Pero bueno, el taxi no tardó en llegar, subimos las mochilas en el coche y nos fuimos al aeropuerto porque a las 6 salía nuestro vuelo a Yogyakarta. Este taxi nos costó 70 mil R. (5€). Llegamos, dejamos las mochilas y nos fuimos a desayunar.

Llegamos a Yogyakarta, cogimos un taxi del aeropuerto al hotel nos costó 100 mil R. (6,30€). Si ayer ya nos dimos cuenta de lo caótica que es Asia hoy ya flipamos en colores, con la cantidad de tráfico que había y yendo de un lado para otro sin stop, ni cedas, en una moto 4 personas subidas… bueno era increíble verlo!

El taxi nos dejó en la puerta del hotel Aloha, entramos y habían un de pareja de Cádiz, la chica del hotel les estaba explicando las excursiones que ofrecían ellos. Una era la del templo Prambanan y la otra la de Borobudur, al escuchar que se lo comentaban a ellos y la chica veía nuestra cara de estar pensando si cogerlo o no, también nos preguntó y nos lo explicó. Nosotros lo queríamos hacer por nuestra cuenta, pero después de ver el tiempo que teníamos decidimos cogerlo con ellos porque nos salía más a cuenta y no perderíamos tanto tiempo.

Y así fue cogimos la excursión del atardecer en Prambanan y el amanecer en Borobudur.

Prambanan era el mismo día que llegamos por la tarde, nos venía genial porque es lo que íbamos hacer nosotros si fuéramos por nuestra cuenta y Borobudur era al día siguiente, también nos iba ideal porque al día siguiente por la tarde ya salía nuestro vuelo hacía Bali.

Salía más a cuenta si lo hacías todo en un día, pero nosotros no teníamos un día entero en Yogyakarta, así que por eso lo hicimos partido.

La excursión para Prambanan empezaba a las 2 de la tarde pero a la 13:30h teníamos que estar en el hotel porque nos venían a buscar. Como eran las 10 de la mañana nos fuimos a visitar un poco Yogyakarta.

Antes cambiamos algo más de dinero porque nos quedaba muy poco del día anterior, nosotros los cambiamos en la calle Prawirotaman y el cambio estaba muy bien!

Habían muchísimos becak por la calle y todos nos decían si queríamos subir, al principio dijimos que no, que preferíamos andar y así disfrutar un poco más de Yogyakarta.

Palacio del sultán o Kraton

Nuestra primera parada fue el palacio del Sultán, la entrada valía 12.500R (0,80cnt) pero si llevabas cámara te hacían pagar por ella 1.000R (0,07 cnt).

DSC_0025.JPG

El centro del Kraton es el vestíbulo de entrada, el Bangsal kencana (pabellón dorado), con suelo de mármol. Gran parte del Kraton se usa como museo, en el que se encuentra obsequios de monarcas europeos, copias doradas de la familia real.

DSC_0026.JPG

Este palacio se encargan de cuidarlo unos ancianos siervos con el vestido tradicional javanés.

DSC_0027.JPG

Bueno, la verdad que no estaba mal, pero tampoco imprescindible.

Después de visitarlo que duramos bien poco, nos fuimos a Taman Sari.

Taman sari

La entrada vale 15.000R (0,95cnt) y aquí también te cobran la cámara 2.000R (0,14 cnt).

En su día sirvió como parque recreativo de palacios, estanques y canales para el sultán.

IMG-20170718-WA0016.jpg

DSC_0032.JPG

DSC_0039.JPG

Al querer salir para ir a comer porque si no se nos hacía tarde para la excursión, nos perdimos por el Barrio de Kraton, y suerte! Porque si no nos hubiéramos visto la cantidad de cosas súper bonitas que habían por las callejuelas del barrio.  Este es un recinto que viven 25000 personas y se trata de una gran ciudad amurallada con sus propios mercados, vale la pena perderse por sus calles pero ojo! A veces te quieren intentar timar comprando Batik.

DSC_0045.JPG

IMG-20170718-WA0037.jpg

(mi cara de cansancio y calor, un poema… lo que vale es el fondo era muy bonita)

Quedaros con esta palabra BATIK (es una venta insistente y continua estafa), primero te hacen mirar y después te hacen comprarlo, no caigáis en la trampa!

DSC_0041.JPG

Perdidos por el barrio nos dimos cuenta que se nos estaba haciendo demasiado tarde y que ahora si o si cogeríamos un becak, y así fue el primero que vimos nos llevó hasta la calle Prawirotaman por 30mil R. (1,80€).

G0010470_1500355393446_high.JPG

Queríamos ir a la calle Malioboro pero no nos dio tiempo 😦

Llegamos a Prawirotaman para comer y vimos un restaurante que por la carta que tenía pintaba bien! Se llama Easy Goin.

IMG-20170718-WA0018.jpg

Estaba muy bien y nos costó 124mil R (8,40€).

Se nos hizo la hora de irnos y nos fuimos rápido al hotel, suerte que estaba al lado si no hubiéramos llegado tarde.

Fue llegar y venir la furgoneta que nos llevaba hasta el templo Prambanan, íbamos 4 parejas en la furgoneta, entre ellos los de Cádiz.

PRAMBANAN

Llegamos al templo y el mismo guía nos sacó las entradas. A nosotros nos costó la entrada general 235mil R (16,50€)y una entrada estudiante 195mil R (8,25€), como veis hay diferencia así que si tenéis carnet de estudiante aunque sea caducado (como el mío) no dudéis en llevarlo porque es la mitad del precio general!

Prambanan es una visita obligada en Yogyakarta, es increíble este templo hindú este fue declarado patrimonio mundial por la Unesco en 1991 y no nos extraña porque es alucinante!

Contiene los restos de 244 templos. Ocho templos principales y ocho secundarios se conservan en el patio central más elevado.

IMG-20170718-WA0039.jpg

DSC_0051.JPG

Estuvimos disfrutando de aquel magnifico lugar durante 3h, no parábamos de hacer fotos.

DSC_0064.JPG

IMG-20170718-WA0041.jpg

Llegó la hora de irse y para salir hasta donde estaban los coches, tenías que atravesar todo un mercado infinito de puestecitos que vendían cosas artesanales. Al principio íbamos parando para ver lo que había, pero cuando ya llevábamos un rato y veíamos que no acababa… pero fue guay!

DSC_0095.JPG

DSC_0091.JPG

DSC_0104.JPGIMG-20170718-WA0025.jpg

Ahí nos esperaba ya nuestro conductor para regresar al hotel, llegamos de noche y nos dejó en la calle Pariwotaman, ya aprovechamos para cenar en Warung Hern por 100mil. R (7€). Y nos fuimos a dormir porque al día siguiente otra vez nos teníamos que levantar a las 3 de la mañana para ir a ver el amanecer en Borobudur