Día 10. Gili air

Hoy el día lo íbamos a dedicar a visitar nuestra isla, porque cambiábamos de hotel y así dejábamos las mochilas.

Visitamos toda la isla con las bicis que nos dejaron en la villa, eran bastante nuevas así que fuimos genial con ellas! Quisimos perdernos, así que no utilizamos el gps, bueno sí, para volver al hotel.

Fuimos a ver si podíamos hacer snorkel, pero no veíamos nada, ese día estaba un poco nublado incluso cayeron gotas. Así que, volvimos a coger las bicis e irnos a otra parte. Después de un buen rato buscando dónde nos podíamos parar, vimos un trozo de playa con unas hamacas en el agua perfectas, para tumbarnos y pasar allí un buen rato aprovechando que no había nadie, y así fue nos fuimos corriendo para cogerlas.

DSC_0795.JPG

DSC_0791.JPGDSC_0787.JPG

Después de un buen raro nos fuimos a comer al warung mowli una pizza y una hamburguesa por 192.600 R. También os lo recomendamos, estaba buenísimo sobretodo la hamburguesa que se pidió Robert.

IMG-20170727-WA0012.jpeg

Después de comer fuimos hacer la digestión en otra playa, aprovechando que había salido el sol.

G0060776.JPGG0060777.JPG

Al llegar a la isla, no paraba de decirle todo el rato que quería un coco y que no me podía ir sin beberme un coco, con lo que me gustan a mí. Así que fuimos en busca del coco a cualquier warung que había por ahí, porque en todos venden.

DSC_0837.JPG

y aquí estaba yo bebiéndome mi coco, pero me llevé un chasco porque estaba caliente no lo siguiente, pero bueno yo me lo bebí igual.

DSC_0847.JPG

Al levantarme e ir hacía la orilla, vi de lejos que había un columpio justo mirando dónde se iba el sol, así que os podéis imaginar, no? Me falto tiempo para decirle a Robert que recogiera las cosas que nos íbamos, porque yo quería sentarme allí y ver el amanecer.

DSC_0856.JPG

A mí en ese momento se me paró el tiempo, yo me balanceaba sin apenas darme cuenta que tenía una cola detrás que también quería hacerse una foto, tuvo que venir Robert a decirme, Lorena baja ya que la gente está aquí esperando.

Me baje y nos fuimos a otro warung a tomar algo y ahí sí, ver el amanecer.

DSC_0865.JPG

DSC_0873.JPG

DSC_0869.JPG

Cuando ya se hizo casi de noche volvimos a nuestra villa, nos pegamos un chapuzón de noche, nos duchamos y fuimos a cenar a Mathari, os lo recomendamos muchísimo! El ambiente es genial y la comida buenísima. Nos comimos un pollo en salsa por 160mil R (10€) los dos.

Después de cenar ya nos fuimos al hotel porque estábamos cansados de todo el día.