Día 2. Lillehammer

Queríamos aprovechar el día así que nos levantamos muy temprano, además teníamos el coche aparcado en zona de carga y descarga y lo teníamos que sacar antes de las 8. El día había amanecido nublado, algo muy peculiar en Noruega.

Hoy nos íbamos al centro de Noruega, Llillehammer. Este tiene la estación de esquí más popular entre los Noruegos y se dio a conocer gracias a los juegos olímpicos de invierno de 1994.

Tardamos de Oslo a Llillehammer 2h y 36 minutos.

Llegamos al hotel y empezamos a hacer fotos del lugar, era precioso y encima teníamos una casita justo en frente de un lago, lo malo es que el lavabo lo teníamos en otro sitio y el wifi en la casita no había, pero el lugar en sí era precioso.

IMG-20170905-WA0024.jpg

DSC_0886.JPG

Dejamos las maletas y nos fuimos a visitar el museo Etnográfico de Maihaugen. Este museo al aire libre, reconstruido como una pequeña población, está compuesta por 180 edificios. Aunque hay una exposición adicional dentro del museo centrada en la arquitectura del S.XX, ahí encontrareis historias vikingas, de esquí etc. Aunque hay una más adentro que es como un museo de cera increíbles que recorre todas las etapas e historias.

IMG-20170905-WA0010.jpg

IMG-20170905-WA0026.jpgIMG-20170905-WA0029.jpgIMG-20170905-WA0014.jpgIMG-20170905-WA0013.jpg

La verdad que el museo es increíble y lo recomendamos muchísimo, porque está muy bien hecho, conservado y cuidado.

Precio nos costó 95 Nok con el carnet de estudiante, mi tía tiene el carnet caducado pero coló y yo con el mío actual y la entrada normal vale 133 Nok, así que ya sabéis si tenéis algún carnet de estudiante por ahí cogerlo siempre, si cuela, cuela.

IMG-20170905-WA0004.jpg

IMG-20170905-WA0017.jpgIMG-20170905-WA0007.jpg

El museo es enorme, así que estaréis unas buenas horas allí dentro. A nosotros se nos hizo muy tarde porque no nos esperábamos estar mucho tiempo allí dentro, pero cuando nos dimos cuenta eran las 3 de la tarde.

Así que fuimos al primer supermercado que vimos y compramos para hacernos de comer y así aprovechar y ya comprábamos para desayunar, cenar y comer al día siguiente.

Aprovechando que en la casita teníamos para cocinar, nos hicimos unos macarrones.

Lo recogimos todo y nos fuimos a visitar el pueblo de Lillehammer, sinceramente el pueblo en sí, no vale mucho la pena visitarlo.

TIP⇒ La opción de parar el Lillehammer fue para hacer parada antes de Geiranger porque si no teníamos mucho camino por delante en un día. No lo recomendamos para visitar, porque tampoco tienen nada, pero si no quieres hacer como nosotros, es buena opción para descansar y así aprovechar para ver el museo, porque la verdad que es el mejor museo de los que he estado, de momento.