Día 4. Laerdal- Aurland

Hoy teníamos un día movidito de coche y de ver coses así que nos levantamos temprano, desayunamos y recogimos las cosas.

Fuimos dirección a Laerdal, pero antes íbamos parando en cada mirador que nos ofrecían las carreteras de Noruega, porque Noruega tiene unas carreteras con unas vistas preciosas. Quisimos subir al mirador de Dalsnibia es un mirador donde puedes ver con más altura el fiordo Geiranger y este se encuentra en la carretera que sube desde la Rv63 unos 1500 metros. Pero hay que pagar 130 Nok (13,40€) por coche, nosotros decidimos no subir porque aparte del precio habíamos leído que tampoco valía tanto la pena si ya lo has estado viendo desde otros puntos bajando hacía el puerto. Así que decidimos explorar otros rincones de Noruega.

DSC_0021.JPGDSC_1011.JPGDSC_1004.JPG

DSC_0001.JPGDSC_0009.JPGDSC_0019.JPG

Después de hacer una parada por esta zona, volvimos a coger el coche para ir a Laerdal, esta vez teníamos 5 horas y 30 minutos de coche.

Captura.JPG

Para llegar a Laerdal tuvimos que coger un ferry que nos costó 110 Nok (11’30€). 

DSC_0064.JPG

DSC_0066.JPG

Cuando llegamos a Laerdal era tarde así que decidimos parar en un supermercado y comprar algo para comer, compramos pan con embutido y philadelphia y nos hicimos unos bocadillos, nos los comimos y empezamos nuestra ruta por el pueblo.

Laerdal lo que tiene como punto de interés  su casco antiguo ( Gamle Laerdalsoyri) como es realmente el nombre de este pueblo. Es del siglo XVIII y XIX y está muy bien conservado. Puede explorarse más de 100 casas entre ellas cabañas de pescadores. Allí mismo hay una oficina de turismo donde regalan un plano que describe las mejores y marca una ruta a pie.

DSC_0082.JPGDSC_0084.JPGDSC_0083.JPGDSC_0079.JPGDSC_0074.JPGIMG-20170907-WA0016.jpgIMG-20170907-WA0014.jpg

DSC_0077.JPGIMG-20170907-WA0009.jpg

Además en este pueblo pescar es gratis en el fiordo y dicen que en los tramos más superiores de Laerdal se encuentra la mejor trucha.

Estuvimos un buen rato paseando por allí, hasta que decidimos irnos porque ya se estaba empezando hacer tarde.

Continuamos la ruta hasta Aurland, donde pararíamos y nos quedaríamos a dormir.

Captura.JPG

Está vez teníamos 27 minutos de camino, pero pasamos por el túnel más largo del mundo con una longitud de 24,5 kilómetros, es decir estuvimos 20 minutos dentro del túnel.

En el diseño del túnel se tuvo en cuenta el estrés mental de los conductores, por lo que en su interior se incluyeron tres grandes cuevas (cada 6 km) que dividen el recorrido en cuatro secciones y cuentan con un tamaño e iluminación que ofrece la sensación visual de que estamos conduciendo a la luz del día, permitiendo así descansar la vista y romper la monotonía. La luz blanca se emplea en el propio túnel, las paredes están equipadas con luz azul y amarilla y la luz dorada en el suelo imita un amanecer. De esta forma se mejora el viaje de los pasajeros, se reduce la aparición de angustia debido a la sensación de claustrofobia y, con ello, disminuyen los accidentes.

Justamente este tramo me tocó conducir a mí y tengo que reconocer que en ningún momento me agobie de estar allí tanto tiempo dentro, así que se pasa bien y es un buen recorrido ya que de esta forma te quitas un buen trozo de la famosa carretera de las nieves, que en el siguiente post os contaré.

(Esta foto es de Internet para que os hagáis una idea, nosotros hicimos vídeo, que en cuanto pueda hacerlo os lo enseñaré)

Antes de parar a Aurland hicimos la visita a la iglesia más famosa de Noruega. La iglesia de Borgund, que está en la zona de Laerdal y a 20 minutos del pueblo yendo por la E16.

Esta iglesia es una de las más conocida y más fotografiada de Noruega, es totalmente de madera y es la que mejor conservada está. La entrada vale 80 Nok (9€), nosotros no entramos solo la vimos por fuera porque por dentro estaba repleta de chinos y pasamos de entrar la verdad iban allí en avalancha, así que solo la vimos por fuera, además con la entrada te viene una pequeña exposición sobre la historia vikinga de entonces, pero nosotros sin querer os lo prometo que fue sin querer jaja entramos a la exposición de manera gratuita porque no sabíamos que aquello era de pago, así que la disfrutamos igual su acceso es muy fácil porque no tiene barreras ni nada, además es una exposición muy pequeña justo donde venden las entradas para entrar en la iglesia.

DSC_0086.JPGDSC_0094.JPG

La verdad que es muy chula! Os recomiendo que si estáis por Noruega vayáis a verla!

Después de estar un buen rato por allí haciéndole 3mil fotos a la iglesia de madera, nos fuimos al pueblo Aurland.

Llegamos al hotel Skahjem Gard unos apartamentos muy monos, un poco a las afueras de Aurland pero muy cerca. Dejamos las cosas y nos fuimos al supermercado a comprar para cenar y comer al día siguiente ya que había una cocina bastante equipada para poder hacer comida para al día siguiente. Esa noche tuvimos el lujo de comernos unas buenas pizzas.

Primero dimos una vuelta por Aurland en realidad es un pueblo tranquilo y muy pequeño de apenas dos calles, pero la verdad que es muy bonito y tiene unas fiestas al fiordo preciosas.

DSC_0146.JPGDSC_0145.JPGDSC_0139.JPGDSC_0147.JPGDSC_0154.JPGDSC_0156.JPG

DSC_0150.JPGDSC_0151.JPGDSC_0132.JPG

Se nos hizo un poco de noche así que regresamos al hotel, para ducharnos, cenar y dormir que este día aunque no lo parezca fue durillo por tantas horas de coche.