DÍA 5. Excursión TIBURÓN BALLENA

Soy Robert, y me toca a mí explicaros esta actividad que hice yo solo en Riviera maya, ya que Lorena no se atrevió hacerla y decidió quedarse en el hotel disfrutándolo. (Hay que decir que luego se arrepintió de no acompañarme).

Esta actividad la contraté a través de mexico whale shark.

Precio: 145$ + 5$ la entrada al parque marítimo. El precio incluye:

  • Traslados hotel – puerto Juárez y puerto Juárez – hotel.
  • Desayuno en el puerto marítimo, comida en el barco y bebida ilimitada.
  • Gafas, tubo, aletas. (neopreno alquiler)
  • Baño con tiburón ballena, snorquel en arrecife e isla mujeres.

Todo empezó con un buen madrugón. A las 05:40 pasaban a buscarme por el hotel y nos fuimos dirección  Cancún, al puerto Juárez. Tardamos casi 2h aproximadas con parada en los hoteles para recoger al resto de gente.  Yo fui el primero, ya que mi hotel era el más lejano.

Una de las anécdotas que pasé, fue que tuve más miedo con el conductor que con los tiburones. Ahora me río, pero podíamos a ver tenido más de un accidente, se iba durmiendo, yo no paraba de darle conversación para que no se quedara dormido. La verdad que estuve a punto de bajarme un par de veces sobre todo cuando vi que se daba un par de tortas para espabilarse, pero a todo esto ya empezó a subir gente y ya parecía que el chico iba espabilándose.

Cuando por fin llegamos al puerto nos llevaron enfrente de los barcos, tenían unas mesas y una barra de bar con cosillas para desayunar. Mientras desayunábamos nos daban unas explicaciones, te daban un papel que tenías que rellenar con datos personales y al final firmar, donde ellos no se hacían responsables si sufrías algún accidente o incluso morir en la actividad. Sí, habéis leído bien, morir, mi cara fue un cuadro.  Entonces fue cuando empezaron a entrar los nervios.

Me subí al barco con 7 personas más aparte del capitán y el guía, me esperaba 40min de viaje antes de encontrarme con mi gran sueño. Al fin después de casi 1hora de trayecto los encontramos!!

Eso si, lo tienen todo muy bien estudiado, saltábamos dos personas más el guía para nadar con ellos, te recogían y saltaban dos más, así hasta que te volvía a tocar. El capitán nos dijo que tuvimos suerte, porque ese día encontramos muchos y de diferentes tamaños! (pensad que allí aparte de la compañía que contratas tú hay más, en total allí había como unos ocho o diez barcos) nos contaron que el día anterior sólo encontraron dos tiburones y tenían que ir turnándose los distintos barcos para poder verles.

Llegó el momento. Neopreno puesto, gafas, tubo, ya sentado en un lateral del barco, se acerca el tiburón ballena y cuando estuvo a unos dos metros nos gritaron Saltar! Salto… y lo primero que veo al caer al agua es la boca abierta del tiburón ballena enfrente de mí a menos de un metro y medio. Mi reacción, tragar agua del susto y tener que salir del agua y subirme a la embarcación. Primer intento fallido. No tarda en volver a tocarme y esta vez caímos al lado del tiburón, empecé a nadar a su lado tan cerca que cuando giraba un poco tenías que frenar para no chocarte con él, podía incluso ver a través de sus branquias. Nadan tranquilos y a un ritmo que se puede seguir bien, (están acostumbrados a la gente) te dejan que nades con ellos todo lo que tú puedas seguirlos, luego te subes y saltan los siguientes, eso sí sin tocarlos porque se asustan y se sumergen hasta el fondo y se van.

IMG-20170508-WA0004.jpg

Estuvimos unas 2horas y poco nadando con ellos a turnos. Cogí esta compañía porque me llamo la atención que estaban el rato que hiciera falta hasta que te quedaras conforme con lo que habías nadado y visto. Al cabo de poco rato, el resto de barcos se habían ido y nosotros seguíamos saltando, pero llegó un momento en que estábamos cansados y decidimos seguir con la ruta.

IMG-20170508-WA0006.jpg

IMG-20170508-WA0005.jpg

En la siguiente parada estuvimos 20 minutos más para hacer snorquel en unos arrecifes cercanos, estuvimos poco rato porque quisimos alargar más nadar con el tiburón ballena y ya estábamos cansados.

Así que nos fuimos para isla mujeres y allí en el mismo barco anclado en plena playa nos prepararon una comida casera buenísima. (Ceviche de pescado, arroz con pollo y de poste fruta) nos dejaron un rato para bañarnos y disfrutar de la playa paradisíaca de isla mujeres (la única que no tenía algas, Lorena aquí hubiera disfrutado mucho! con lo que a ella le gusta la playa) Aquí estuvimos 1 hora.

IMG-20170508-WA0002.jpg

IMG-20170508-WA0003.jpg

Ya solo quedaba disfrutar del paseo hacia el puerto y del puerto al hotel, esta vez el conductor ya estaba bien despierto. Eso sí pillo un cabreo monumental cuando me dejó en el hotel y no le di propina. No le di porque cuando me vino a buscar me pareció poco profesional y porque pasé un mal trago al ver que se dormía.

A todo esto fue una experiencia mágica e impresionante, poder nadar y estar tan cerca de un animal tan grande en mar abierto, sin palabras. 100% recomendable.

Llegué sobre las 15:30 al hotel y nada más llegar allí estaba Lorena esperándome en el lobby del hotel para acabar de disfrutar lo que quedaba de tarde juntos, estuvimos aprovechando el último sol que quedaba tomándonos un mono sucio dentro de la piscina. Cuando ya se fue yendo el sol decidimos ir a ducharnos porque esa noche teníamos la primera cena a la carta, en el restaurante Gourmet.

Íbamos bien arregladitos como nos habían dicho, la verdad que la gente en los restaurantes iban muy bien. Entramos y todo más lujoso que el buffet, era francés y la verdad que no nos gustó, porque no había mucha variedad de carta y había muchísimo pato y a nosotros el pato no nos gusta, pero bueno para gusto los colores así que igual a nosotros no, pero a vosotros sí.

Así que tampoco lo descartéis. Después de cenar fuimos al lobby a tomarnos algo y nos fuimos a dormir que al día siguiente nos esperaba nuestra última excursión.

Como habréis visto apenas no tengo fotos de ese día, solo alguna nadando con el tiburón ballena. Un chico muy amable, me estuvo haciendo fotos con su cámara y me las envió por email. Yo no pude hacer fotos porque me había dejado en el hotel la tarjeta SD de la GoPro. Soy un desastre!! Así que revisar bien las cámaras antes de salir y ver que lo tenéis todo preparado!