DÍA 7. Playa del Carmen

Hoy nos pudimos levantar un poquito más tarde. Habíamos quedado con nuestros amiguillos para desayunar y ya coger un gua gua (un autobús local de allí) para ir hacía playa del Carmen. Había unos 35 min de camino y nos costó ida y vuelta 3€ por persona, no está mal. Se puede coger des de las afueras del hotel, tienes que coger el trenecito del hotel y te lleva hasta la haciendo doña Isabel, y ahí verás que puedes salir del recinto del hotel para coger al gua gua.

DSC_0344

Subía y bajaba mucha gente, pero el camino se hizo bastante corto.

Llegamos a nuestra parada, el centro de playa del Carmen, el conductor nos avisó cuándo nos teníamos que bajar.

Bajamos y estuvimos andando por la zona, por allí se mueve muchísima gente y muy masificado de turismo, pero ya que íbamos a Riviera maya teníamos que ver su ciudad más conocida.

Si queréis comprar recuerdos es donde más caro estaba, así que, aprovechar para comprarlo como ya os dijimos por Chichen Itzá. Nosotros aprovechamos y compramos tequila en un supermercado de por allí.

Estuvimos bastante rato por sus calles, sus tiendas, sus discoteca, porque eso sí, en Playa del Carmen es donde está la fiesta!

DSC_0337

DSC_0341

Después de pasar toda la mañana por esta gran ciudad, nos fuimos al hotel para comer, pero esta vez al buffet del bahía príncipe Tulum. Era un poco más grande y mucho más bonito, nos pusimos finos comiendo! Todo hay que decirlo. Cuando acabamos de llenar las barrigas nos fuimos a sus piscinas, que son increíbles!

DCIM100MEDIA

DCIM100MEDIA

Allí nos dieron las tantas, entre hablar y tomar cócteles en el agua…

DCIM100MEDIA

Así que, cogimos nuestro trenecito en el lobby y fuimos a ducharnos porque teníamos la última cena a la carta en el restaurante, había que disfrutarlo ya que era nuestra última noche y que mejor manera para quedarte con un buen sabor de boca cenando en el Mexicano!

DSC_0360DSC_0353

Había  muchísima comida típica y buenísima. Este lo recomendamos pero vamos de cabeza! Un gran restaurante!! Además había sombreritos mexicanos debajo de las mesas para hacerte fotitos!

Al acabar de cenar nos fuimos andando a la habitación, teníamos un paseo bastante largo pero queríamos aprovechar nuestra última noche.